Originales y prácticos colgadores para la habitación del niño

Colgadores para la habitación del niño con pinzas de ropa

Os traemos una original manualidad donde la idea es por medio de unos colgadores para la habitación del niño que vamos a realizar utilizando pinzas de la ropa, divertirnos un buen rato mientras pintamos monstruos, caras con formas extrañas, animales, o lo que mejor nos parezca, ya que solamente nos hace falta un poco de imaginación y muchas ganas de pasarlo bien.

La intención es que estos originales colgadores para la habitación del niño nos permitan darle color y a la vez, mantener organizada el lugar de juego y donde duerme nuestro peque.

Materiales que vamos a necesitar:

  • Un trozo de cartón duro. Si por casualidad tenemos en casa madera de poco grosor (contrachapado) mucho mejor, porque es el material ideal para esta manualidad.
  • Pinturas, como por ejemplo témperas o también valen las pintura para los dedos (para los peques).
  • Una simple pinza de la ropa.
  • Rotuladores.
  • Pincel fino y grueso (mejor).
  • Pegamento
  • Opcional: cualquier abalorio que tengamos en casa (Ej.: ojos móviles) para adornar nuestra “creación”.

Tutorial para los colgadores para la habitación del niño con pinzas

Lo primero que vamos a hacer es cortar el trozo de cartón (o madera). Lo podemos hacer de forma cuadrada o rectangular, según más nos guste y lo mismo con la medida, ya que podemos elegir la que mejor nos convenga.

Si trabajamos con madera y la hemos recortado, lo mejor es de una forma rápida lijar sus bordes, para evitar que no quede ninguna astilla.

Pintar los colgadores para la habitación del niño

Lo que sigue es dibujar las caras, como se puede ver en la imagen, o lo que más nos guste, ya que de lo que se trata con esta manualidad, es de utilizar toda la imaginación perfecta para que sea lo más divertida posible.

Una vez hecho el dibujo, con un rotulador marcamos sus bordes y comienza la parte donde la ayuda de nuestro peque será fundamental, ya que toca pintar.

Ah se me olvidaba!. En el caso de utilizar madera, lo recomendable es primero pintar la base de blanco y dejar secar, para luego pintarla del color que más nos guste (la zona de la base donde vamos a pegar la pinza se puede dejar sin pintar).

Por último tenemos que pintar la pinza y con la ayuda de pegamento, incorporarla a nuestro colgador.

Como quedan los colgadores para la habitación del peque

Pues esto es todo, para poder disponer en unos simples pasos, de unos originales colgadores para la habitación del niño, que como se puede ver no es nada de ciencia ficción y se puede realizar con cosas que ya tenemos en casa, ya que como comentamos anteriormente, lo único que necesitamos es un poco de imaginación y no mucho más.

Sugerencia 1: como existen infinidad de combinaciones posibles podemos personalizar como más nos guste los colgadores. Por ejemplo, podemos utilizar ojos móviles en vez de pintarlos y hasta se le puede agregar pelo para lo que podemos utilizar “cola de ratón”.

Sugerencia 2: si queremos darle otro uso a esta idea de los colgadores para la habitación del niño, una opción es cambiar las pinzas de ropa por mini pinzas de madera y pegar un imán detrás, para de esta manera tener un original portanotas para la nevera de casa, que seguramente se convertirá en algo divertido para nuestro hijo ya que no se cansará de quitar y volver a poner, como suele suceder con estas cosas.

Ir a: Conideade – Colgadores para la habitación del niño

Escribe el primer comentario. Tu opinión nos interesa mucho.

Deja un comentario

© 2014 PequeAhorro — Todos los derechos reservados.